ÁREA PREVIA

FASE PREVIA EN EL USO DE LA FUERZA (ver cursos)

La preparación, la previsión y el diseño previo de cualquier acción que implique consecuencias para la seguridad, tanto física como jurídica, de un policía, militar y/o de un profesional de la seguridad privada, a nivel individual como corporativo, es crucial y redundará en la protección del ciudadano. Es la base en la que se sustentará lo que deberemos hacer en el momento en que las dudas o una mala información y formación, pueden comprometer la seguridad de todos los que intervienen en la situación.

El análisis de la prevención en la aplicación del uso de la fuerza se compone de:

Sustrato legal

Formación especializada en los conceptos legales en los que se basa el uso de la fuerza. Sin el conocimiento claro y específico del por qué, cuando y como el profesional de la seguridad puede y debe usar la fuerza, cualquier tipo de entrenamiento táctico y técnica adolecerá de su razón de ser principal.

No es posible la instrucción de ningún programa policial, militar y/o de seguridad privada en la que no se conozca cuando (estado de necesidad), con qué (congruencia) y cómo (medio y modo) usar la táctica, técnica y los elementos de dotación aplicados a ellas. De ahí derivará toda responsabilidad jurídica del uso de la fuerza y es de sentido común tener los conocimientos necesarios para distinguir y analizar las situaciones donde será necesaria su aplicación.

Sustrato instrumental

Los elementos de dotación de los que se dispone reglamentariamente para el uso de la fuerza constituyen uno de los pilares fundamentales de la instrucción del profesional de la seguridad. Pero no basta con la simple dotación y posesión de esos elementos. Es necesario que se conozca su uso y manipulación segura en todas las fases previas y posteriores de su aplicación en el uso de la fuerza. De esta forma, tanto el usuario como el que facilita ese equipo cumplirán las normativas y regulaciones que obliga la Ley. Desgraciadamente, los accidentes con arma de fuego (descargas involuntarias dentro de dependencias oficiales), el uso indebido de un elemento de dotación y/o una mala elección de un material que deriva en un accidente o negligencia, acarrean consecuencias morales, éticas y legales irreparables. Es fundamental que el profesional de la seguridad y los entes públicos y privados, cumpliendo normativas legales, entre ellas la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, tengan una instrucción profesional y especializada para minimizar situaciones no deseadas que pudieran evitarse con diseños, protocolos de seguridad y elección de materiales adecuados.

Sustrato técnico

Con la base legal y el protocolo de seguridad aplicado a la manipulación profesional y segura de los diferentes materiales con su correcta elección y revisión previa al servicio, tan solo nos falta la instrucción técnica de las diferentes secciones previas de un posible uso de la fuerza:

  1. Los protocolos y diseños de seguridad , con la aplicación Ley de Prevención de Riesgos Laborales, necesita de una instrucción técnica para un correcto desarrollo del mismo, es decir, de una formación eficaz de la parte técnica: la manipulación del arma de fuego en las zonas frías antes y en la finalización del servicio, al finalizar una intervención, etc.
  2. Para que la eximente del uso de la fuerza sea completa, es imprescindible que la violencia en abstracto, es decir, todas las vías del diálogo, se hayan agotado. La palabra, el diálogo, el razonamiento verbal es, en muchas ocasiones, la vía para evitar tener que usar la fuerza. Es imprescindible que el profesional de la seguridad conozca tácticas de Diálogo Táctico para reconducir una situación y que dé el control de la misma.